Sensaciones … Selva

Imagen

 

Tus pies tocando alma de vida, palpando vigor de crecer, tierra mojada de vida. Caminando tras un manto verde tan intenso como la mayor de las pasiones. Envolverte de la más penetrante y deliciosamente ensordecedora música. Día y noche. Olor a profundidad, a constante nacimiento. Lucha concentrada por brotar. Alma pura de Tierra. Entrar en lo más auténtico de la Naturaleza. Contemplar, entre sus abrazos, su extrema belleza y la de todo lo que vive en ella. Caminar por la selva, 

Una selva es un fondo con todas y cada una de las tonalidades de verde posibles salpicado de los más alegres y hermosos colores: naranjas vivos como cuando acabas de encender una cerilla raspando la pólvora. Rojos brillantes como el carmín de los labios recién pintados, ese que refleja como un espejo. Amarillos que parecen una explosión de vida, como si se te cayese un frasco de pintura al suelo haciendo un dibujo en el aire de color. Azules claros, oscuros, turquesas, todos mezclados como si se hubieran reunido océanos profundos y mares cálidos para compartir todas sus tonalidades. Los blancos tocados de fucsia de los nenúfares de los ríos y lagos que se reflejan en el espejo del agua encima de una capa de hojas verde manzana, donde se posan y juegan pequeños pájaros y ranas de todos los tonos del arcos iris. Hasta los delfines pierden el gris en la selva y se pintar de rosa.

Imagen

 

Y el cielo de la selva. Sublime. Lo ves cuando te asomas un poco saliendo desde ellas y reflejado en sus claros o en los ríos que la riegan. Atardeceres que pasan del azul más dulce al púrpura y se vuelven rosados o naranjas intensos adornados por el vuelo de los pájaros que parecen colocarse en ellos para crear los escenarios más perfectos que pudiera ingeniar cualquier diseñador.

Imagen

Durante la noche, el manto que cubre la selva es de todo menos oscuro. En ella se unen las estrellas, las luciérnagas y el cristal del agua para jugar con infinitas luces en un fondo negro.

Y el amanecer, digno del mejor cuadro, de la mejor fotografía, de la más admirada y contemplativa mirada. Un Sol redondo, perfecto, de un rojo intenso de sangre. De ese granate con el brillo del blanco rodeado de un gris neutro que parece puesto para darle relevancia. Perfección absoluta.

Imagen

Una selva son todas las músicas. Por la mañana, es bossanova, de esa que te mece la ternura al escucharla mientras casi duermes o un violín al oído tocando el más suave adagio. Al mediodía es bolero, ese que te cubre de tranquilidad y calor cuando estás cansado y melancólico esperando despertar. Por la tarde, es vals, de ese que empieza lento y va haciéndote mover hasta llegar a un final apoteósico, como si fueras caminando cada vez más rápido. Y, por la noche, es tango, samba, rock, cha-cha-cha, un piano tocando un allegro … todas las músicas de la alegría y la vida. Es una orquesta con millones de músicos acompasados que se ponen a tocar a la vez sin saber por qué, bajo la dirección de los árboles y las estrellas y el Sol y la lluvia y la Luna. Todas estas sintonías y muchas más forman la Selva.

La selva. Armonía de todo. Naturaleza pura que. cuando te abraza, te ahoga y, a la vez. te embriaga de la tanta belleza, La selva,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Sensaciones … Selva

  1. carmeniemela dijo:

    Disfrute el viaje. Gracias 🙂

  2. Muy poética descripción.
    Justamente mi última novela se sitúa e el Amazonas, “El misterio de El dorado”.
    Pero me centré más en la aventura y romance, que en la linda descripción que has hecho.
    Te felicito.
    Un abrazo.

    • desluzia dijo:

      Felicidades a ti por tu publicación. Adquirí ayer tu libro tras leer tu post en el blog. Deseando leerlo.
      En mi post, Intenté describir la selva, pero para mí, es muy difícil explicar como te rodea de vida. Es la Naturaleza apasionada: De día, te colma de color. El Sol rojo al amanecer en medio de la bruma, que se transforma en naranja y amarillo al mediodía haciendo brillar el azul del cielo y el verde intenso de los árboles. Y, por la tarde, ese rosa, ocre, malva y gris que transforma el agua en un espejo y parece que estés en medio del atardecer.
      Y, por la noche, se ilumina de estrellas, luciérnagas y criaturas fosforescentes. Y te habla. Y te canta.
      No se puede explicar. Es un regalo de la Tierra …
      Bueno, ya paro. No me cansaría nunca de hablar de ella.
      Muchas gracias por el comentario y enhorabuena por tu novela.
      Saludos y gracias.

      • Definitivamente tienes sangre de poeta.
        Desde la semana pasada que ando por Brasil con esporádicas visitas a la frontera mas al norte del Uruguay. Aquí la naturaleza es la que impera y me hace tener presente tus descripciones.
        De qué país eres?

      • desluzia dijo:

        Muchas gracias.
        Seguro que todo es precioso y digno de ver.
        Soy de España.
        Espero que disfrutes de las visitas. Algunas de las fotos del post son de la selva amazónica. Un lugar único.
        Un saludo y gracias por el comentario.

      • Cuando leas el libro coméntame algo.
        Y si puedes y te gustó te agradecería mucho que dejaras alguna estrella o comentario en la página de Amazón.
        Es muy importante para mí.
        Muchas gracias.
        Felices sueños.

      • desluzia dijo:

        Por supuesto.
        Será un placer. Lo haré encantada.
        Un saludo y gracias a ti por seguir y leer mi blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s