Desvanes

Imagen

 

Esas habitaciones al fondo, recogidas y recogedoras de todo. 

Reservas de objetos del pasado, del presente y del futuro. 

Almacenes de utensilios y de utilidades.

Recipientes conteniendo líquidos nadados y por nadar. 

Tinajas llenas de aceites untados de historia.

Depósitos de maletas esperando llenarse de equipaje.

Buhardillas bajo cielos abiertos de intenciones y voluntades.

Cofres de tesoros personales que tienen valor porque no tienen precio, de complementos de vida y experiencias.

Estuches que enseñan conocimientos adquiridos en escuelas del tiempo, de nostalgias, deseos, patios recreando instantes, lecturas, discos sin tocar o tocados para siempre, adquisiciones por gusto y degustaciones almacenadas, imágenes de tu universo y planetas de aterrizajes y vuelos.

Cajas de todas las músicas vividas y de lugares guardados. De ropa usada y por usar. De proyectos realizados y pendientes. De todos tus accesorios acumulados, a cual más principal.

Armarios colgados de prendas del predecir, de “por si acasos”, de “a lo mejor”, de “seguro”, de ahora, de antes y de después. De esas pequeñas cosas con las que siempre viajas, de ese chubasquero que nunca te pones porque siempre acabas mojándote y de esos vestidos que adoras porque te arropan la piel.

Cajones que contienen esos dibujos, cuadernos y libros de infancia que nunca tirarás, esas carpetas documentadas de tus archivos de siempre, esos regalos que guardas y ese álbum de fotos que algún día rellenarás.

Baúles de tus cosas de escribir, de leer, de pintar, de mar, de bosque, de mundo, de personas, de escuchar, de conseguir, de ver y admirar, de disfrutar y de todo lo que te llena y de lo que no te quieres vaciar. De todo lo que respiras y te hace respirar.

Y ese farolillo guardado junto a las letras que vas escribiendo, junto a los caminos que vas recorriendo, junto a las imágenes que vas contemplando, junto a los momentos que vas viviendo y compartiendo, junto a todos los sentidos que vas sintiendo. Ese es tu desván. Tu memoria. Tus pensamientos. Todo lo que guardas allí, en tu habitación del fondo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Desvanes

  1. Tu memoria que debes guardar como tesoro para cuando lleguen los momentos que no puedas ir…, y así tener bellos recuerdos en los que refugiarte…, un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s