Yin y Yang

Imagen

 

Hay días con sabor a vainilla, que huelen a café recién hecho y otros amargos y vacuos de olfato.

Hay lugares con gusto a guiso de abuela y olor a azafrán y sitios que son solo espacio.

Hay momentos que saben a miel y tienen aroma a hierbabuena e instantes amargos que huelen a quemado.

Hay experiencias balsámicas como el vinagre cuando es de Módena y vivencias inquietantes como un sabor desconocido.

Hay sonrisas aromáticas como el jazmín y dulces como el cabello de ángel y ojos tan tristes como un sauce.

Hay melodías que te infusionan los sentidos y que huelen a selva después de la lluvia y canciones que hornean melancolías.

Hay malos y buenos instantes, como buenos y malos gustos y olores. Eso es la vida: Yin y yang, sombra y claridad, felicidad y tristeza, pero, sobre y por encima de todo, vida, de esa que brilla cada día que empieza y cada noche que se abre. Vida.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Yin y Yang

  1. Que nos enriquecen y hacen apreciar más las diferencias…., muy bello. Un abrazo.

  2. Bellas reflexiones … Gracias por compartirlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s