Donde todo se refleja

Imagen

 

Existen sitios en la Tierra que son suaves, tenues, que son tranquilos y que te apaciguan por dentro y por fuera. Sitios que parecen cubiertos por un velo y que tienen ese color marfil, esa ternura y ese difuminado de los cuadros de Fortuny.

Para no desentonar con ellos deberías ser una gacela, un lazo o una nube. Cuando los visitas, tienes miedo de romper su encanto y te limitas a contemplarlos en silencio.

Uno de estos lugares es el Lago Inle, en Myanmar, donde todo te calma, donde todo se refleja en el agua.

Observas a los pescadores en unas canoas tan pequeñas y delicadas que apenas se ven y te da la impresión de que están suspendidos o caminando sobre el agua.

Con una mano sujetan las curiosas redes en forma de cono, que parecen esos antiguos megáfonos de los años veinte cuyo altavoz es una simbiosis entre un trombón y una caracola.

Con la otra mano cogen el remo para desplazarse por la escasa profundidad del lago y, con el pie, manejan el timón. 

Parecen contorsionistas del arte de la nasa, mimos pescando, gimnastas haciendo ejercicios encima de barras flotantes. Es como si posaran para hacer más bella y más singular la escena moviéndose a cámara lenta, como todo en este lugar.

A veces, se sientan en el mismo vértice de la canoa y colocan detrás la red en un ejercicio digno del más versado equilibrista y del modelo del más exigente y meticuloso escultor.

Todos sus movimientos son milimétricos, lentos, delicados y silenciosos. Son como grullas humanas. Todo un espectáculo verlos. Y si, al hacerlo, escuchas en tu cabeza a Chopin, entonces, la escena es, si cabe, más perfecta.

Imagen

Al atardecer, los pescadores, teñidos de negro por el contraluz con el naranja del cielo, parecen libélulas posadas en el agua. Las nasas, transparentes, son las alas, la canoa el cuerpo y ellos la cabeza. El lago, pintado por el cielo, lo refleja todo.

Imagen

 

Ves después las pequeñas casas de madera sobre el agua y los huertos complementándolas como los helechos hacen con los árboles en los bosques que vienen de muy antiguo, como los de la Isla de Fraser.

Imagen

Si tienes la suerte y la luna lo permite, porque allí todo es el función de la luna, puedes ver el bullicio y todos los colores posibles de las frutas, verduras, canastos, pescado, especias, arroces, flores y personas en el mercado flotante, donde los puestos se mueven por el agua entre canoas, gorros, regateos, gente y mercancías. Asia en estado puro.

Imagen

En ese paraje de cristal acuático, se alza entre pagodas, madera y juncos un pequeño monasterio donde los monjes hacen saltar a los gatos a través de arandelas mientras te ofrecen su hospitalidad, fruta y té. Y allí charlas, juegas y sencillamente descansas del mundo fuera de Inle.

Cuando navegas, puedes alzar la mano desde tu canoa y dar de comer a los pájaros que, para cogerla, se posan prácticamente en tu hombro sin dejar de mover las alas, como para decirte gracias.

Entonces, te giras y vuelves a mirar el lago, todo lo que se refleja en él y lo que siempre quedará reflejado dentro de ti de este lugar tan especial.

Es un lugar suave, tenue, tranquilo, que te apacigua por dentro y por fuera, donde todo se refleja en el agua.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Donde todo se refleja

  1. !Qué bonito escribes! Describes como acariciando con hermosos y sentidos detalles, paisajes, gentes y lugares.
    Un abrazo

    • desluzia dijo:

      Muchísimas gracias. Aunque es imposible, intento describir lo que me hacen sentir los lugares que me impactaron al visitarlos. Gracias por leerme y por el comentario. Feliz noche.

  2. Félix dijo:

    Gracias por tan maravilloso viaje de paz y armonia. Un abrazo.

  3. pprestel dijo:

    Absolutamente fantástico!!!! gracias por compartirlo!!!

  4. plumayluz dijo:

    Me molestaba terminar de leerlo, era como despertar de un lindo sueño… ¿Me entiendes, verdad…?
    Es todo suave, como bien dices. Es todo plácido y sin miedo a que el tiempo te cobra por completo… Y las imágenes son espectaculares. Un sitio para volverte loco haciendo fotos, sin duda… Lo apuntaré a sitios recomendables, quién sabe, igual algún día…

    Un abrazo Desluzia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s