Cartas eléctricas

Imagen

 

Desde los índices y tocándote a través del corazón de unas manos, te hablo con mis pulsaciones.

Desde el inicio, espacio todos los retrocesos para insertarme sin control en tu memoria.

Avanzo sin pausa usando todas mis funciones para entrar en tu mirada, esperando no bloquearme con los números y las letras de todo mi abecedario.

Entre paréntesis guardo mis interrogantes y en mayúscula te escribo todas mis exclamaciones.

Eres el reflejo de todas mis palabras y la imagen de todas las barras que me invierten.

Te recorro con mis cursores cada día y pongo asteriscos  a las noches cuando reposas entre almohadillas.

Te arrobaría con textos sin fin, tocándote todos los puntos y subrayándote todas las líneas, haciendo eses como ochos hasta imprimirte a doble página sin márgenes ni espaciado.

Eres el encabezado de todas mis tabulaciones y la regla de todo mi diseño.

Eres la pantalla de todas mis luces.

Firmado

Tu más fiel teclado.

 

Sabes que derramo todo mi plasma por ti y que me muero por tus teclas.

Parpadeo cada vez que oigo tu barra espaciadora y brillan mis pixeles cuando oprimes el intro.

Me desconfiguras el contraste cuando me tatúas tus letras y no puedo evitar procesar constantemente tus textos.

De nada me sirve el protector de pantalla.

Siempre logras que alcance mi máxima resolución.

Con cariño.

Tu pantalla.

 

Hardware conectado. Cables de atracción. Cartas eléctricas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Cartas eléctricas

  1. Félix dijo:

    …Y añadiría que yo soy el ratón que busca migajas de queso entre las palabras que la pantalla y el teclado se regalan. Nervioso me muevo de un sitio a otro intentando ubicar mis sentidos en estos pedazos de letras que me dejan sin espacio en la pantalla, sin poder escapar, ausente y al margen del teclado. Busco donde mi mano aparcar y veo que solo existe un lugar.
    Aquel donde las letras pulsadas se escriben y donde el parpadeo espera formar la palabra que haga latir mi corazón mientras tu le dejas soñar. Es realmente precioso. Me ha encantado. Gracias por compartirlo y darme la oportunidad de hacerme sentir fiel testigo de esta historia. Fdo. El ratón.

  2. plumayluz dijo:

    ¡Qué bonito es el Amor…! Da igual quién lo sienta y las palabras que se utilicen. El Amor no entiende de razas, ni de sexo, ni de si es hombre u objeto… ¡Es Amor, y con eso está todo ya hecho…! Qué bonito es el Amor cuando te toca en el corazón, o en el alma o en el seso. Y ya ni te cuento si es con impulsos eléctricos…

    Muy bueno… Me encantó.

    Un abrazo.

  3. Muy muy bonito. Una preciosidad de escrito, felicidades!

  4. mariapanama dijo:

    Me ha hecho recordar el cuento del soldadito de plomo, al ser el protagonista del cuento un ser inanimado que adquiere vida en manos del autor y del lector, por supuesto. Es así la magia de la poesía, todo lo posee y todo lo da… de verdad excelente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s