Instantes de sobriedad

Imagen

 

Hay instantes de sobriedad como cuando te quedas en la playa con un libro, tu música y el mar.

Hay instantes de sobriedad como, al viajar en un avión y mientras todos duermen, ves por la ventana como amanece y sale el Sol por encima de las nubes.

Hay instantes de sobriedad como aquel en que, en una librería, encuentras por casualidad un libro que no conocías, lo hojeas y te gusta tanto que te sentarías a leerlo allí mismo.

Hay instantes de sobriedad como cuando te despiertas muy temprano, te sientas en la terraza o junto al balcón y contemplas la calle en esa calma que tiene todo al iniciarse el día.

Hay instantes de sobriedad como conducir por una autopista con tu música preferida en el coche yendo al volante de las notas.

Hay instantes de sobriedad como ese día que, sentado en aquella mesa de tu rincón preferido, te sirvieron el café más bueno del mundo.

Hay instantes de sobriedad como ese momento de satisfacción al acabar una película que te ha encantado en el que te quedas unos segundos sentado en la Sala, en silencio, pensando en ella, como revisando todo lo que te ha gustado en tu mente.

Hay instantes de sobriedad como la sensación de frescura que tienes al regresar de una larga caminata por la Naturaleza y llegar descansado de asfalto y oliendo todavía a verde.

Hay instantes de sobriedad como cuando acabas de hablar, de escribir, de leer o de escuchar a quien o lo que te gusta y te relajas del mundo.

Hay instantes de sobriedad como cuando un día, una persona, un trabajo o todo te sale bonito y te sientas en un banco de un parque o de un paseo o de cualquier sitio bajo los árboles y agradeces en silencio la suerte que has tenido.

Hay instantes de sobriedad en los que escribes a mano, lees despacio, pintas con los dedos, oyes música por los pulmones, tocas y sientes la hierba y el aire y te respira la piel.

Son esos instantes que huelen a sándalo, a naranja, a casa de pescador, a vino añejo, a ropa limpia, a bizcocho recién hecho, a bouquet de flores secas, a Navidad, a lavanda, a vapor de agua perfumada con esencias, a fuente de bosque y a roble centenario.

Son instantes de poros abiertos, viento cálido y ventanas sin cerrar. De sábanas navegando siestas de verano y velas tenues surcando mares de pensamientos. De cabellos desenredados y hombros desnudos, de brazos y pies tocando las nubes de suelos que parecen volar.

Son instantes de sobriedad en el aire. Esos instantes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Instantes de sobriedad

  1. Félix dijo:

    …Hay instantes de sobriedad cuando despues del trabajo abres el blog deslizia y en sus palabras encuentras la reconfortante sensacion de ver que existen otros seres que sienten lo mismo que tu, pero que ademas son capaces de expresarlo tal como tu lo haces. Gracias y un beso.

  2. plumayluz dijo:

    …Y todos esos instantes son los que componen nuestras vidas.

    Gracias por expresarlo así.

    Un abrazo.

  3. mariapanama dijo:

    Oh, que, bueno, ni expresarlo puedo, que inmenso, leerte es como estar frente a un mar muy sereno pero que sabemos muy muy profundo, feliz feliz tarde y gracias por compartir…

  4. Nos resumes de lo que esta hecha la vida en cada una de tus entradas. No encuentro mucho que se le pueda agregar, lo abarcas todo y me dejas sin palabras..
    Pero si puedo decirte Gracias.

    • desluzia dijo:

      Muchas gracias a ti por leerme y por tu amable comentario. Te felicito yo también por el interesante contenido de tu blog. Muchísimas gracias por tu comentario. Un saludo y feliz tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s