Naranja

Abres una sandía y es roja de labios, con el brillo y frescor de un piropo de niño.

Abres la persiana y compruebas que el cristal no está sucio.

Abres la boca y se te escapa el alma.

Abres el grifo y sale tibieza líquida.

Abres los brazos y no te abrasas.

Abres la luz y se encienden los días.

Abres las puertas y cierras el frío.

Abres en canal y destripas la vida.

Abres rutas y despliegas mapas.

Abres el apetito y se te acaba el hambre.

Abres fronteras y empieza el mundo.

Abres latas y te conservas.

Abres libros y entra todo.

Abres las manos y estrechas nudos.

Abres la veda y el coto ya no te caza.

Abres la temporada y no hay estaciones.

Abres el correo y correspondes enviando recepción.

Abres la mente y entras fuera.

Abres los ojos y te realizas.

Abres cremalleras y desembolsas afecto y efectividad.

Abres las alas y aterrizas en tu cielo.

Abres la ventana a un día de esos naranjas en los que el Sol tiñe las nubes para avisarte del viento, que lo puede mecer o mover todo. 

Abres …

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Naranja

  1. Félix dijo:

    Gracias por abrir tu corazon y dejar volar estas palabras…Un beso

  2. rosalia69 dijo:

    Que bueno empezar la mañana leyendo algo tan bonito.
    Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s