Tardes de verano

arbres

 

Leer o escribir bajo la sombra de un árbol en una tarde de verano, a esa hora en que calor se transforma en calidez, sin tiempo y con todos los instantes del mundo y, de vez en cuando, alzar la vista y ver entre las ramas algo tan arrebatadoramente tranquilizador como el cielo. Y, de vez en cuando, sentir esa brisa que nace cuando el viento decide acariciar. Y, de vez en cuando, cerrar los ojos despertándote todos los sentidos.
A la sombra de un árbol, en una tarde de verano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s