Una mañana

IMG_0286

 

Era la mañana de un domingo de Mayo, de esas en las que te das cuenta de que el año ha abierto las puertas del verano. Decidieron los cinco montarse en el coche y viajar hacia aquí, allá o adelante. No importaba. Conducía Pedro. A su lado, Eduardo. Rita, Esther y Joaquín, en el asiento de atrás. Y la ilusión, en el aire, en los pulmones.

Después de tres horas, pararon en un pequeño pueblo. Bajaron del coche. No sabían donde estaban, pero daba lo mismo.

Una mañana de un domingo de Mayo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s