Salvajemente humanos

image

Empezar al revés con la cabeza en los pies. Nacer.
Kamikaze adicción a perseguir la felicidad.
Esa maravillosa bestialidad de creer, querer, crear y admirar.
Bomba de sangre y alma. Corazón.
Sucumbir. Fortalecedora debilidad.
Romperse de ardor.
Una prímula en cada despertar.
Tan tremendamente irracional en la razón.
Romero en el alquitrán.
Correr por una playa con los brazos abiertos. Respirar.
Impersonalmente personal.
Error de errar.
Des-Vivir-Se.
Equilibrio de toda desincronización.
Las caídas de párpados. Belleza.
Naturalmente absurdo cual manía.
Una palabra, una nota, una imagen. Volar.
Lamer heridas y acariciar hasta quedar sin saliva.
Selva de sentimientos.
Esas tardes sin escuela.
Artesanía de toda imaginación.
Las plazas, los rincones, el mar. Tierra.
Los besos.
Mundos sin mapas.
Perfecta imperfección del desastre o de lo memorable.
Cada espejismo de realidad. Existir.
Piel esférica de acontecimientos.
Un lunes en libertad. Vivir.
La genial idiotez de soñar.
Las mañanas sin noche delante del horizonte. Paz.
Y esos defectos que encajan y desencajan a la perfección.
El suicidio y el nacimiento en cada utopía.
Llorar y reír en entusiasmos de sensibilidad. Amar.
Dar y quitar miedo, prisa, valor, pena, gas, brillo, paso, importancia, amor, confianza, calor, consuelo, amor, esperanza. Donarse.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Salvajemente humanos

  1. Lola Caos dijo:

    Fue una gran idea visitarte, me gusta leerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s