La ilógica de la razón

image

Ese pensamiento irracional que nos desampara y, a la vez, nos arropa con peligrosidad acrobática y una lógica alocadamente arrebatadora es el que nos convierte en incondicionales súbditos del imperio del espíritu, conquistador de la vida y ocupante consentido de cada latido.
Ese ido razonamiento que guardan las palabras y las personas cuando transitan por esa desordenada y espontánea armonía de la naturalidad nos hace aférrimos pretendientes de los territorios sin fronteras del corazón.
Y así razona lo irracional y enloquece la cordura para hacernos objetivamente sensibles, alocadamente serenos e inconscientemente humanos: Esos locos tan cuerdos.

* Imagen: Pintura de Janet Wayte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s