Todo eso y más

image

Quizás la felicidad sea sentarse en una orilla, tocar el agua con las puntas de los dedos y flotar.
Puede que sea acariciar el corazón y dejarte acariciar.
A lo mejor es cerrar los ojos mientras conduces a toda velocidad hacia el horizonte.
Quizás sea esa sensación de gratitud y paz de las veces en que todo es casi perfecto.
Puede que se trate de abrir los brazos un día, todos los días y respirar.
A lo mejor es dejarte llevar a donde sea sin vacilar.
Quizás sea contemplar el mar desde una bahía tranquila y arrebatadora.
Puede que sea ponerte una capa de vitalidad y navegar por el esplendor de las vocaciones que te apasionan.
A lo mejor es despojarse del tiempo y envolverte de instantes sin medida.
Quizás sea encontrarte cada punto cardinal.
Puede que sea poder ver un mundo en cada miniatura de vida.
A lo mejor es que te arrope la sonrisa vitalicia del optimismo al levantarte o despertar.
Quizás es vestirte al desnudo de la piel que te cubre de capacidad.
Puede que sea dejarte llevar por el fervor vitalicio de las ganas de llegar.
A lo mejor es todo eso y todo lo demás: lo que nos llena, lo que no ilusiona, lo que nos calma, lo que nos conmueve, lo que nos cura y lo que nos hace caminar. Todo eso y más.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s