¿Lo prometes?

img_0400
No perder el mar, el río, las montañas ni la tierra.
Encantarnos.
Que siempre habrá mapas y libros de papel.
Parar máquinas para contemplar el firmamento.
Seguir enseñando a aprender. A aprehender.
Que, si me olvido de creer, me quemarás en tu calidez.
Avalanchar de altas los hospitales.
Escuchar la quietud del día mientras nace.
Que nos llamarás la intención a esa hora en que luz y tiempo son líquidos.
Una góndola por los canales de los versos en las noches valientes.
La ternura en los brazos, en los abrazos.
Que siempre te escucharás.
Curar de dolor el amor.
Un concierto desconcertante de sensaciones.
Seguir sorprendiendo.
La música.
Pintar todos los ojos para poder quitar todas las sombras.
Que siempre habrá magia en las témperas de los parvularios.
Recorrernos las venas.
El primer suspiro de los días tímidos.
Que siempre habrá un remanso que alivie los desencantos.
Empaparnos del estremecimiento de unos ojos bohemios.
Que te quedarás.
Empujarnos hacia ti.
Un pincel lleno de dedos y los bolsillos llenos de inquietud.
La inocencia.
Ninguna muerte en los intentos.
Unas manos tranquilas.
Salas de espera vacías y corazones llenos.
Que me perdonarás los errores y los horrores.
Que las aulas siempre estarán abiertas y llenas de filosofía.
Dejarte llevar.
Marco Polo en todas las investigaciones.
Que siempre habrá maestros y alumnos.
El arte.
Esos días bajo la luna y esas noches soleadas.
Que siempre existirán tardes de verano en la luz tenue de las alcobas.
Arroparnos las entrañas.
Solo ser culpables de no tener culpa.
Que el miedo será fugaz.
Poder volar en pajaritas de papel.
Que nos envolverás.
La extinción de los zoos y de cualquier cárcel.
Rodin esculpiendo las formas de las miradas.
El interior de Borneo.
Entrañar la razón.
El Renacimiento en todos los gobiernos, en todas las leyes, en todas las escuelas.
Siempre dormirte con un libro entre las manos.
Tener siempre un alma que acariciar.
La paz en todo y en todos.
Que las canciones y la poesía seguirán unidas por Sabina.
No enfermarnos, salvo de pasión.
Escribir relatos a la luz de las velas, velando, desvelando, revelando las letras.
Finales felices en todos los diagnósticos.
Un viaje. Todos los viajes.
Que la suerte será buena.
Miles de puntos de luz en el tejado de los mundos.
Oler la dulzura de las plantaciones de vainilla.
Abrigar el ánimo.
Una persona. Todas las personas.
Mecerte en los columpios cuando nadie te vea.
Una epidemia mundial de libertad.
Dormir bajo el cielo.
Que siempre habrá salas de cine.
Un escondite en la lontananza de los cuadros.
Una mirada extasiada a los pensamientos y a los sentimientos.
Siempre perder el sentido por el sentimiento.
Tumbarte boca arriba mientras el día dibuja con la luz en el techo.
Un sinfín de mundos sin fronteras.
Que en algún lugar, en todos los lugares, siempre habrá alguien, algo que cuide, que cure, que escuche, que cante, que enseñe, que entusiasme, que acaricie, que acompañe, que ame y que haga que los demás amen y se amen a sí mismos.
¿Me lo prometes mundo, me lo prometes futuro, me lo prometes, vida?.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿Lo prometes?

  1. LEUNAM dijo:

    Me ha encantado 😉

  2. Mª Yolanda Gracia López dijo:

    Muy bello.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s