Personas, lugares, adentros

img_0402

En algún lugar, se cruzan dos vidas. Serendipia.
Un animal salvaje se detiene en medio de la jungla y te observa un segundo. Magia.
Una flor de lis nace en un jardín de Louisiana. Belleza.
Una joven llora de alegría en Xanadú. Y brilla.
Un científico acaba de descubrir un remedio. Poesía.
Alguien en su primera vez.
Un sacerdote se ruboriza en un confesionario. Hay Dios. ¡Ay Dios!. Y siente.
Alguien acaba de salir de un quirófano. Todo ha ido bien y el mundo es un poco más justo.
Tres amigos se encuentran y todo es más suave.
La esperanza anidando en una vacante de un ministerio.
Llueve en algún lugar y cierran sus paraguas. Se van las nubes. Amar, amor.
Han puesto tomillo en la puerta de una iglesia. Creer.
En algún hogar han decidido apagar el televisor y contemplar las estrellas. Y el tiempo se transforma en momentos.
Dos jóvenes descubren el amor haciendo novillos en un instituto.
En un abrazo, una calidez derrite el corazón.
Un periódico y un libro junto al parque. Y el Sol.
Los árboles deshojándose para arropar el suelo y la tierra recoge sus colores. Alfombras y esculturas formando cuadros de otoño. Naturaleza.
Hay primaveras en una habitación. Caricias.
El horizonte contempla el futuro de unos ojos soñadores.
Un estadista se despreocupa del I.P.C. Vida.
Un náufrago se salvará dejando de ser isla.
Un escritor escribe su primer libro en una pequeña ciudad.
Un vinilo rueda haciendo sonar un mundo. Música.
En un estudio, nace una idea invencible. Paz.
Un policía se detiene y le habla. Humanidad.
Él la señala en la página de un libro. Ella lo oye. Lazos.
El cuenta-quilómetros de un coche decide dejar de contar porque no hay distancias, ni siquiera las físicas. Voluntad.
Soldados ayudan a un refugiado y ganan la batalla y todas las guerras.
En un estadio, el portero y el jugador se miran antes de lanzarse un penalti diciéndose “¿me perdonarás?”. Sí, siempre.
Una gota de rocío cae y se desliza lentamente sobre una baranda. Río de alba.
La oscuridad de un portal se ilumina de besos. Ternura.
En una estación nace un verano. Encuentro.
Una manta cubre del frío unos cuerpos junto al fuego en una cabaña.
Dos personas se ven y se hablan por dentro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Personas, lugares, adentros

  1. MaruSpleen dijo:

    Realmente precioso, me ha encantado y te doy las gracias por escribir y compartir algo tan hermoso.

  2. Cristina dijo:

    Simplement imaginatiu i maravellós.Si us plau continua, no ho deixis!!!

  3. Junior dijo:

    Es un precioso poema, me encanta cuanto sentimiento escritos. Feliz martes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s