Tiempo

Que el tiempo no nos condicione.

Perdámoslo ganando momentos.

Juguemos a compartirlo.

Tomémoslo con calma.

Lleguemos a las tardes.

Cenemos madrugadas.

Corramos los despacios.

Y, en el minutero de las horas eternas, siendo segundos, primeros o últimos, participemos de su infinitud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s