Tu sistema en mi lenguaje

A veces, sujeto el predicado por si vienes,

como si fuera la oración de una lengua de signos,

la piedra roseta del jeroglífico de tu mente,

con el nombre propio de lo que nos une.

La exclamación de una oda tozuda,

entre las cirunstancias complementarias del tiempo.

Es la sintaxis complicada de lo simple

en el texto misceláneo de los sentimientos.

¡Ojalá ser el objeto directo de todos tus verbos transitivos!

Imagen: Esculturas de Kuno Vollet

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s