Inmarcesibles

Nosotros, los que abrazaríamos todas los melancolías de los faros, todas los nostalgias de los visitantes de los muelles, todos los secretos de las vidas nómadas, todas las palabras deseadas de los escritores, todas las aventuras.

Los que lloramos con las canciones, los que nos abrimos con cada amor, los salvajes en medio de las doctrinas, los románticos, los hacedores de paz, los soñadores.

Nosotras, las que queremos ser ellas, las valientes gritando “basta”, las estusiastas de lo justo, las desgarradas de pasión, las obreras de no ser menos, las preciosas, las grandes en cada batalla y en cada desesperación.

Las tozudas entre sumisos, las que gritan los silencios, las madres, amigas o amantes de los soldados que lloran, las poetas de las estadísticas, las guerrilleras de los ideales, las melenas entre los esquiladores, las flores en cada prisión y opresión.

Nosotros, nosotras, amantes del discreto y tierno mundo de cada sensibilidad, de cada confianza, de cada minuciosidad, de cada mirada, de cada esencia, de cada ser.

Imagen: Obra de Galileo Chini

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s