Entre Magnolias

A veces la vida

se hace un poema

y es como contemplar una magnolia

una tarde de verano

Por eso … tu

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

ACTA DE FE

Diles a los campos de lavanda que no crees en la belleza de lo sencillo.

Explícale a la física que no crees en la serendipia.

Cuéntale a Bach que no crees en la música de los sentimientos.

Demuéstrale a un anciano que no crees en la sabiduría de las derrotas.

Exponle a la vida que no crees en la paciencia del amor.

Muéstrale a la complicidad que no crees en la perfección de los bordados del alma.

Confiésale a los árboles que no crees en la resiliencia de la madera.

Insinúale a un ganador que no crees en el noviciado de las derrotas.

Pregúntale si cree a la aurora, a la semilla, a los embriones, al microscopio, a las olas, a las flores de almendro, a los cuadernos por empezar, a las aulas en agosto, a los escritores, a las cartas por abrir, a los ríos, al presente, al futuro.

Y, al contestarte, … entonces, creerás en todo.

Gracias … A ti, por creer en mí cuando yo no lo hacía.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

En los juncos, un verano

Obra de Kurt Jackson

Tengo que leer todo lo que me gustaría escribir y que soñar aquello que tendría que vivir.

Calzarme de unos pies desnudos como el alba después de una tormenta y recitar como la luna lo hace al mar cuando duerme.

Mirarme en tus ojos, esas ventanas brillantes, mientras la lírica invisible se mueve entre los juncos de una complicidad.

Y, dentro, todo un agosto.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Sin vacaciones de vocaciones

Trabajo en un panal con insistentes en la resistencia, entre enjambres de obstaculizadores de lo libre, de lo auténtico, de lo vivo. Sin aguijones. Solo con alas y miel.

Obstinados en disidir, amantes de lo romántico, de las revoluciones del alma.

Nuestro empeño: dibujar en el mundo los caminos de lo tranquilo, lo bonito, lo amigo, lo imprevisto, lo esencial de lo humano.

Obreros de la manufactura cómplice, de los columpios, de tocar la esperanza con las puntas de los dedos, de los prados compartidos con las flores, los árboles y la naturalieza del entusiasmo.

De jornada completa y repleta de optimismo y obstinación por erradicar lo malo, lo que entristece, la soledad.

Somos un equipo sin capitanes ni liga ni patrocinador, sin límite de miembros. Libres de avaricias y de dinero, pero millonarios de proyectos y horizonte.

De ocho a tres y de tres a ocho. Cada día, cada momento, en la eternidad de una mirada, de un instante, de un beso, de una palabra, de todo aquello que se comparte, imparte, desea y podamos lograr.

Adictos a un mundo mejor.

¿Nos unimos?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

En el hall

En el quinto primera, la melancolía la destila el café que, desde el domingo, ya no es compartido. No fue desamor, sino el tiempo dejado de aprovechar dentro de cada una de sus fantasías. No hay lugar para sus realidades si los sueños dejan de ser comunes. ¡Cuántas cosas cabrían en una casa!

Sigue la maldita humedad en la habitación trasera del tercero cuarta, la que da al callejón de las orquídeas. Todos lo llaman así porque es donde la floristería deposita toda su mercancía con pétalos antes de transformarla en pequeñas esculturas imitando lo que hacen los prados en abril. Recuerda que todavía no ha llamado al administrador. Está triste porqué ya no es capaz de mirar al horizonte como antes.

Suena el teléfono, quizás vuelva. No puede ver el número entrante. Tiene clientes ahora. Los viernes son siempre una locura. Quizás pueda escaparse un segundo para ver quien ha llamado. ¡Ojalá venga!. Hace meses que le espera … Llama un cliente: ha encontrado lo que quería y está conforme con el precio a pagar. Una gran suerte que te pase eso en la vida alguna vez. Muchas veces. Está en la planta baja en la papelería, de esas bonitas, de esas desordenadas y llenas de libretas, rotuladores y olor a escuela.

Se trasladaron un día que fue como una poesía: profundo, breve y emocional. Son la pareja del tercero, segunda. Él, alto y fugaz. Ella, linda y trascendente. Ambos dos en uno: tímidos con la vida, salvajes con la improvisación. Ávidos de su especial y telúrica complicidad. Clásicos de una modernidad más bien sobria, más bien secreta, íntimamente original.

Es en el segundo cuarta donde cabe el entusiasmo de todo un instituto reproducido en los colores turquesa y fucsia de los muebles y el amarillo, verde y violeta de las paredes. Una puerta sideral a los años setenta, diseñada por el Warhol de una pequeña compañía del teatro de la excentricidad. Vive solo, con un perro y un guacamayo que rescató en una redada en el puerto, donde trabaja, donde se inspira, donde se despidió de zarpar.

Nadie sabe quien ocupa el primero primera. Llegaron hace casi un año, un viernes por la noche, sin hacer apenas ruido, despacio, con cariño y esa música dulce que se oye cada día a las seis. Desde el patio de luces, siempre se ven dos siluetas y una vela junto a la ventana de la cocina. Cuando llueve, alguien toca el saxofón.

Se encontraron de repente, un día previsto desde siempre por el destino. Son tan ricos que no tienen nada. Tiernos como la melancolía de un faro, cómplices como las agujas del reloj. En el cuarto segunda, donde la madera habla y la cocina es de la abuela, viven y resisten, igual que su bondad, en una ternura permanente.


Cada día sale a las siete a pasear, cuando todo todavía es incipiente. Se para a tomar un café en el bar de la estación. Por la mañana, los viajeros parecen más resignados y menos intrépidos que por la tarde. Alguna vez se ha parado a contemplarlos. Se imagina si van o vienen o si desearían quedarse donde están. Imaginar vidas es como vivirlas en un sueño. Es dueño del ático, de techos inclinados, ventanas francesas y terrazas llenas de hojas y geranios, como en las villas de la Toscana, como en las tardes de verano.

Y yo, en el hall, con una historia de amor pendiente, imagino todos sus días y compartiría todas sus vidas.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

A veces, creo que te imaginé

Como el rincón donde el gato se refugia para observar.

Igual que la rama preferida de las golondrinas.

Del mismo modo que el cielo para los árboles.

La ermita de los peregrinos.

El final del principio.

Lo que ves al cerrar los ojos.

Tal como te gustaría una historia.

Un hueco en tu librería preferida.

La metáfora de nuestro mundo.

A veces, creo que te imaginé, pero cuando veo la verdad, se me pasa.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

EmocionArte

Casa Batlló (Barcelona) – Sant Jordi 2021 – Imagen de Albert Ribas

El día 23 de abril, se celebra en mi tierra la “Diada de Sant Jordi”, en la que es tradición regalar un libro y una rosa.

Se colocan en las calles puestos de libros y rosas, los escritores y escritoras dedican sus obras a sus lectores y la gente pasea por las calles. Es uno de los días más especiales del año.

¿Qué puede haber más bonito que un día de abril lleno de personas intercambiando libros y rosas?.

Literatura y flores: sinónimos e imprescindibles.

Este año, mi libro de Sant Jordi ha sido “Emocionarte”, de Carlos del Amor, cuyo contenido es tan bello como su título, como su inspiración y como el apellido de su autor.

A partir de algunos cuadros, el escritor crea un relato, imagina una historia y expresa las emociones que le han hecho experimentar al contemplarlos.

El libro és una oda al arte, a los sentimientos que nos produce, a la capacidad que tiene el ingenio de emocionarnos y hacernos volar.

Siempre he creido que no es necesario ser una persona experta en arte para que éste te enamore o te atraiga. Lo hace y ya está: El arte no se entiende ni analiza, simplemente se siente.

Ésto es lo que me ha hecho experimentar esta maravilla de Carlos del Amor.

Mil gracias por crearlo y compartirlo.

“El arte es una celebración. Cada cuadro es un cuento, una novela, un relato.”

“Este libro es también una declaración de amor a eso que tanto nos hace soñar y reflexionar, y nos golpea la cabeza para trastocar muchos de nuestros pensamientos, y es capaz de voltear nuestras convicciones. Lo que nos sirve de refugio y nos pone a salvo del ruido exterior, de la sinrazón, de la barbarie: el arte.”

“¿Cómo no amarlo? ¿Cómo no emocionarte?.”

Carlos Del Amor

El libro de Carlos del Amor me ha hecho recordar esta publicación que hice hace un tiempo en el blog y que vuelvo a compartir, para también expresar mi absoluta admiración y amor al arte:

Duende

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Inmarcesibles

Nosotros, los que abrazaríamos todas los melancolías de los faros, todas los nostalgias de los visitantes de los muelles, todos los secretos de las vidas nómadas, todas las palabras deseadas de los escritores, todas las aventuras.

Los que lloramos con las canciones, los que nos abrimos con cada amor, los salvajes en medio de las doctrinas, los románticos, los hacedores de paz, los soñadores.

Nosotras, las que queremos ser ellas, las valientes gritando “basta”, las estusiastas de lo justo, las desgarradas de pasión, las obreras de no ser menos, las preciosas, las grandes en cada batalla y en cada desesperación.

Las tozudas entre sumisos, las que gritan los silencios, las madres, amigas o amantes de los soldados que lloran, las poetas de las estadísticas, las guerrilleras de los ideales, las melenas entre los esquiladores, las flores en cada prisión y opresión.

Nosotros, nosotras, amantes del discreto y tierno mundo de cada sensibilidad, de cada confianza, de cada minuciosidad, de cada mirada, de cada esencia, de cada ser.

Imagen: Obra de Galileo Chini

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Por ti … Poesía

Del material de las abejas,

dulce, denso y dorado.

Miel del lenguaje

eres, poesía.

* 21 de Marzo, día internacional de la poesía.

“Por ti, te lo confieso, busqué en el Diccionario

nuevas palabras para nombrarte enriquecida,

extraños nombres de aves, de flores y de pájaros,

nombres que al escribir tu nombre se me olvidan.”

Pilar Paz Pasamar. Poesía

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Conjunción

Y me preocupo por todo y por nada,

Y pienso porque intuyo,

Y creo que es insuficiente o demasiado,

Y navego mientras me ahogo,

Y me reprendo cuando me desprendo,

Y deduzco, sin razón,

Y me enamoro aunque ya te ame,

Y me empeño en despeñarme,

Y resisto en insistir,

Y me hincho a llorar cuando no sonríes,

Y paso de largo para quedarme,

Y revivo porque te imagino,

Y fracaso, pero lo logro,

Y te leo, dibujo y siento.

Con junta mente.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios