Catorze Juliols – Catorce Julios

IMG_0608

Des que va néixer, em fa renéixer. La veig créixer i embellir mentre jo envelleixo fent-me més jove amb la seva vitalitat, perquè, amb ella, tot és més bell, tot és més suau.
Ës bonica com passejar un dia clar de febrer entre els ametllets i tendra com la ma d’un nadó.
Els seus ulls, com els seus braços, són d’aigua, sincers i omplidors de tranquil.litat.
Et descalça de tu quan és amb tu i no tens por ni plor, perquè et vesteix d’il.lusió.
Pot dir-se que dins seu té tot el món. El pots veure senser quan et somriu.
I jo … Jo tinc un tros d’ella al meu cor des que la vida me la va regalar a prop fa catorze juliols.

***********

Desde que nació, me hace renacer. La veo crecer y embellecer mientras yo envejezco haciéndome más joven con su vitalidad, porque, con ella, todo es más bello, todo es más suave.
Es bonita como pasear un día claro de febrero entre los almendros y tierna como la mano de un bebé.
Sus ojos, como sus brazos, son de agua, sinceros y colmadores de tranquilidad.
Te descalza de ti cuando está contigo y no tienes miedo ni lloro, porque te viste de ilusión.
Puede decirse que tiene todo el mundo dentro. Lo puedes ver entero cuando te sonríe.
Y yo … Yo tengo un pedazo de ella en mi corazón desde que la vida me la regaló cerca hace catorce julios.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Poesía

IMG_0607

Orean en la poesía los verbos
Conjugación
Tiempo, modo, condición
Participio auxiliado de voz

Poesía: Lenguaje emocionado. Idioma de la inspiración. Espiritualidad de la letra. Expresión de la intuición. Sensibilidad de la palabra. Estética de la dicción.

El poema sustenta las ideas, las transporta y las posa en el lector como una dación de interioridad, como un pequeño fragmento de la intimidad de quien escribe, como si su autor entregara, compartiera, algo de su más profunda visión del mundo a través de él.

Leer poesía es transportarte al epicentro de quien escribe y al tuyo propio. Es intimar intimidades.

“La poesía – su vuelo, sus raíces-
el universo del amor que crea.”
Ileana Espinel

“Yo te quiero sencilla.
Quedas como mi carne
Como mi corazón y sus latidos”
María Elvira Lacaci. (“La palabra”)

“Todo puede suceder
en un poema.
Lo cotidiano, sí
pero también lo deslumbrante
e incluso ambas cosas a la vez”
Karmelo C. Iribarren

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Con el sentido del sentimiento

IMG_0340

Intentamos circular sin frenos por esas avenidas interminables de la existencia y nos ahogamos en las rampas por pretender llegar antes no se sabe dónde ni para qué.
Vemos a lo lejos el destino. Ahí, a lo lejos.
La bruma nos cala en vez de limpiarnos el polvo de la ansiedad o el miedo.
Caemos en la trampa de no contemplar las señales que dan paso a una salida, como un ciego que no oye ni puede tocar.
Y, entonces, una mirada fija y extraviada, de unos ojos llamándote a gritos en un susurro bajo el pecho, te dice: “Ven, vuelve. Soy tu niña interior. Me dejaste aquí sola, dentro.”
La has oído y la ves. Eres tú, junto a todo lo que te forma, confirma y conforma. Te olvidaste un día de ti y no sabes el motivo. Entonces, te ves, para bien o para mal, pero te ves. Y te das cuenta de que crecen margaritas en el asfalto, abrazos en el alma y calles en el corazón.
Y escuchas de nuevo el mar, la ciudad y el bosque, el día abriéndose, una puerta, el azar, el sentido de las cosas y la vida, las palabras de la razón y la emoción, las nubes y el Sol, las entrañas de lo que harías, el ruido y el silencio de los pasos y de las paradas, lo inexplicable de los porqués y comprendes que el sentido, el significado, es el sentimiento.
E intentas salir y también entrar en ti mismo y en el mundo. Renaces o lo intentas. Vives o lo intentas. Sobrevives o lo intentas. Con todo el sentido, con todo el sentimiento.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Mujer

IMG_0572

 

Se guía o guiada, pero no te sometas a ningún guión.
Sé ama, de casa, de llaves, de cría y, sobretodo, de ti.
Sé volcán o agua. Nada, pero nunca seas nada ni nadie.
Sé beso, deja que te besen y bésate siempre.
Sé madre, padre, niña, hermana, abuela, tía (buena o no) o nada de eso, si tú quieres.
Sé maruja, piloto, científica, camarera, compañera, atleta, ascensorista, matemática, portera, hortera, sofisticada, apocada, atrevida, vaga o trabajadora. Lo que te guste.
Sé virgen, diablo, furia, consuelo, terremoto, calma o colma, o todo junto, si lo deseas.
Sé fuerte siendo frágil o dura, salada o dulce, crítica o cínica. Conserva, gasta o malgasta, pero nunca te desgastes del todo.
Sé máquina, orgánica, dinámica o estática, mística, lírica, insípida o lúdica, pero siempre única.
Sé timón, perdición, contención, pasión, comprensión, expresión o invocación. Y permanentemente corazón.
Sé regla, desorden, ordenación, deducción o intuición. Y, siempre que puedas, solución.
Se veleta, ancla, muelle, espiral, calidez o meta, pero nunca te hundas.
Sé ficha, partida, comparte, reparte y, de ti, dona la mejor parte, a los demás y a ti misma.
Sé sutil, fútil, errátil, fácil, difícil, inconsútil, volátil o versátil, pero nunca dejes de ser y serte útil.
Sé guapa, siempre, para ti.
Sé libre, libro, liebre y libra, lazo y regazo.
Sé mujer. Sé …. mujer.

* Voy a ver si me lo aplico a mí misma … Ahora vuelvo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Esperanza

img_0570

He olvidado la llave.
Está abierto … No te preocupes.
¿Recuerdas cuando queríamos cambiar el mundo?.
Se puede … No te preocupes.
Me he perdido.
No te preocupes … Tengo un mapa.
Afganistan, Siria, Sudán.
Gandhi, Mandela, Lennon … No te preocupes.
No traje el abrigo.
El frío se acaba … No te preocupes.
Llego tarde.
No te preocupes … No hay prisa.
Un accidente.
Es una casualidad … No te preocupes.
¿Tú crees?
No es cuestión de religión … No te preocupes.
No hay salida.
No te preocupes … Está dentro.
Es difícil.
Solo es menos fácil … No te preocupes.
No lo veo.
Está justo a tu lado … No te preocupes.
Ha llovido.
No te preocupes … Es el rocío.

No me preocupo cuando me ocupas … Esperanza.

* Imagen extraída de internet.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Alex

img_0561

Hay días que son ruedas.
Hay días que son tinta indeleble en las manos de un asceta.
Hay días que son suaves como una acuarela.
Hay días que son pesados como los sacos de los estibadores de las derrotas.
Hay días que son frenos de mano, que son lluvia de barro en los pies.
Hay días que son turbinas y combustible de un mecanismo efervescente de euforia.
Hay días que son un diapasón de sincronías.
Hay días que te descoordinan los movimientos subordinados a un reloj.
Hay días sin tiempo para morir y jornadas instantáneas en que se concentra la espontaneidad.
Hay días intransigentes sin clima y otros con todos los anticiclones de un tirabuzón.
Hay días borrachos de abstemia que te contaminan la sangre de hastío y desazón.
Hay días que te intuyen y culminan de vocación las ganas.
Hay días enfermos de vivir y otros que te infectan de apatía.
Hay días valientes que salen a velar por los pensamientos emocionantes y las ideas descabelladas.
Hay días emperadores de epopeyas.
Hay días sinónimos de una retirada de bruces por los pasillos.
Hay jornadas agotadoras sin trabajo en las venas.
Hay días repletos de labor que te cansan de alegría la razón del corazón.
Hay días estúpidos por no saber tropezar.
Hay días estridentes de esa sabiduría incontestable de una temeridad acompasada de “ir”.
Hay días filibusteros abordando proyectos.
Hay días que te enarbolan las ansias como un acordeón.
Hay días que encofran muros de resistencia.
Hay días que son milagros de fascinación.
Hay días tortuga, días hormiga, días coraza y días ocasión.
Hay días fideicomisarios del futuro y jornadas que te encomiendan a los dioses de la desesperación.
Hay días de todo eso y más y también menos, pero no hay ninguno de esos días en los que no agradezca haberlo podido vivir, porque de eso se trata la existencia, de todos esos días, de todas esas experiencias, de disfrutar, de sufrir y, sobretodo, de no dejarte morir

* Este texto lo escribí hoy, tras hablar con Alex, a quien conozco desde que era un chaval. Ahora tiene treinta y cuatro años y dos niñas preciosas a las que adora. Hace tiempo que le diagnosticaron una enfermedad degenerativa que acabará por impedirle moverse. De hecho, apenas puede hacerlo ya. Ha tenido que dejar su trabajo y hace ya tiempo que no puede ir a patinar con sus hijas, ni conducir su moto, ni jugar al baloncesto (su deporte favorito), ni muchas otras cosas. Pero, aún así, sonríe con esa amabilidad innata de todo lo generoso y es una de las personas más buenas y dulces que conozco. Cada vez que lo veo y hablamos, me da una lección de humanidad y superación. Y es por él y por todas las personas como él por lo que cada día intento agradecer cada día, sea como sea: triste, alegre o regular, porque vivir, como dice Alex, es un regalo. Vivir siempre es un regalo.

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios

Es … Todo eso

img_0553

Es … como un prado, como el remanso de un río, como el refugio del sueño.
Es … como el instante que precede los momentos.
Es … como el optimismo y la belleza de la flor de almendro.
Es … como el antídoto de la impaciencia, la cura de los remedios, el oxígeno de la anestesia.
Es … como nadar en un agua cálida, como planear un destino, como volar con una historia.
Es … como la primera página de un libro, como la primera mirada a un cuadro, como aprender una nueva palabra.
Es … como ver nacer.
Es … como la compañía en una isla, como un párrafo de canciones, como una celebración sin fiesta.
Es … como una vela en una iglesia, un ideal en un Parlamento, un árbol en un desierto.
Es … como la suerte de conseguir, como acoger, como un día soleado de abril.
Es … como abrir un regalo, como hablar con el mar, como una noche de fin de año sin fin de año.
Es … como un abrazo de vida, como hacer volar una cometa, como parar los motores para navegar a vela, como expresar un sentimiento.
Es … como recibir una buena noticia, como dibujar mientras hablas por teléfono, como un postre inesperado, como correr por una playa.
Es … como ver disfrutar disfrutando, como saltar una valla, como desnudarte de ti contigo, como beberte el día.
Es … como el coral, como una ninfa, como un ave mirando al cielo, como imaginar un poema, como el entusiasmo.
Es … como perder y prender el tiempo, como dejarte caer, como contar un secreto, como confiar, como hablar escribiendo.
Es … Todo eso es … respirar.

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios