Una brizna de horizonte

A veces, las estrellas nos devuelven la melancolía, como una paloma que, mensajera, da aviso de recibo a su dueño y remitente.

No hay paz para quien lucha contra lo que no se olvida ni tregua para quienes se necesitan.

Menos mal que la poesía es analgésico para desangrarnos, circuito de la pasión, fuga de nuestras cárceles y transporte hacia los ojos cómplices de quien comprende sin necesidad de entender ni conocer.

Son las letras, tuyas o mías, abrigo cuando la intemperie acecha y parece alejarse el horizonte.

¿Nos leemos?

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Tul del tiempo

En los callejones, de noche, la niebla cubre de binza las farolas para que los encuentros, las historias y las ciudades se llenen de intimidad, para que los inviernos sean menos fríos y para que las pasiones se divorcien de la timidez.

Es como un tul meteorológico cobijando la intemperie y sus habitantes.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Navidad

Deja que los deseos sean exigencias,

que los duendes gestionen la realidad.

Haz que cada propósito sea una iniciativa

y que cada miedo sea arrasado por mil osadías.

Permite la entrada libre de un aire fresco como la adolescencia en el rincón oscuro de cada tristeza.

Consigue la victoria de la vida, por goleada, en cada cama de hospital,

que los asilos lo sean de batallas perdidas

Logra que los viajes alcancen y vayan hacia cada libertad.

Haz que los sueños y esperanzas sean nuestro futuro,

que cada día sea una Navidad.

¡Felices Fiestas!

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

¿Y si Hablamos?

Imagen: Rob Shangai

Un hotel en Venecia nos espera cuando seamos jóvenes.

Todo es bello y viejo en la melancolía de los recuerdos.

La pista la pide al avión: “Espérala, todavía hay combustible”.

Cada viaje es un viaje hacia adentro y la distancia, a veces, une.

Todos mis hilos son rojos, como Marte.

Estamos tan cerca del Sol que nos acarician sus rayos.

Crecí y crezco contigo y, como los gatos, siempre intento disimular cuando me acerco.

Vienen días en que la hora es mucho más insignificante y la mente se entretiene.

No me conformo con que el verano sea verano. Sabes que, en otoño, crecen los colores y las hojas son como pétalos. En invierno, hay Navidad y, de regalo, un nuevo año. Y la Primavera … la Primavera.

Vigílame el horizonte, ahora vuelvo.

Por favor, no cuelgues.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Gotas de Luna

Imagen: Obra de Kamil Vojnar

Déjame que te escriba poesia,

para no morirme de sueños.

Déjame que te lea,

para poder dormir.

Pero nunca me dejes dejarte,

porque, entonces, todo sería oscuridad,

Sin estrellas ni magia.

Abro cada noche el paraguas, por si tú y la Luna,

para que lluevas y nadie llore nunca.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Haiku – Noviembre

Ser onceavo

con los treinta preludios

de un Diciembre

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Hojas

Son de otoño

los colores y tapices

que iluminan el bosque

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Con Te

Obra de Jun Inoue

Tesoro

Tormenta

Tiempo

Ternura

Trigo

Talento

Tul

Tentación

Tallo

Tónico

Te añoro …

Tu

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Vínculos

Cuando un sueño te despierta

y nace el vínculo de los libros

que nos eligen como lo hacen las personas

Y no podemos evitarlos ni olvidarlos,

esos libros, esas personas; esos sueños.

Ni debemos.

Y te preguntas:

¿Porqué yo?

¿Porqué me ha escogido?

Al final, acabas deduciendo

que todo se debe a una intransigente

e insobornable casualidad,

a las bromas improvisadas de un tiempo y lugar que,

como la vida, son extremadamente traviesos,

necesarios, irreversibles y constructivos.

Y después está el regalo de la memoria,

de la gratitud, de la amistad

y de ese almacén de “así no” o “así sí”

“¿lo ves?” y “ya te lo decía”

que son la experiencia y la sensibilidad:

madres, maestras y escultoras de la existencia.

Cuando un sueño te despierta,

o una persona o la vida …

Y todo se vuelve inmarcesible.

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Red de almas

Después de dos años, muchos miedos y mi insaciable necesidad de cruzar fronteras, quizás como un intento íntimo y tozudo de eliminarlas, vuelvo a los aeropuertos.

Siempre me ha fascinado observar a la gente y, como en toda sala de espera, muchas veces el no tener que hacer nada más propicia aún más esa costumbre.

He visto un chico que tenía un rostro absolutamente renacentista. Era delgado, alto y delicado, con el cabello un poco largo, rubio y lleno de rizos como los querubines. Parecía haberse escapado de un cuadro de Fra Angelico. Llevaba un traje y corbata.

“Quizás ha huido para descubrir mundo y se ha disfrazado de oficinista para despistar”, he imaginado.

Una familia juega a las cartas sentada en el suelo haciendo un corro, dos pilotos toman un café contemplando la salida del Sol y una niña juega con una maleta decorada con princesas y caramelos… ¡Tanta vida, tanta diversidad y vecindad momentánea!.

Todo es un poco transeúnte en los aeropuertos y cada persona lleva un poco de su imprescindible en el equipaje de mano, el que no se embarca ni suelta: su propio infinito, su propio trozo de existencia que no abandona ni para irse o ni para volver.

Hay ahora más conexiones elèctricas para los aparatos que unen a través de wifi, como si la tecnologia no nos quisiera soltar o nos quisiera unir más.

Es curioso como cada viajero busca un rincón en las salas haciéndolo un poco suyo, como buscando una casa temporal hasta el vuelo.

Somos así las personas: exploradoras, custodias de nuestros pequeños o grandes universos y secretos; transportadoras y caminantes de inquietudes y destinos.

Redes de almas enlazadas …

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario